Desde sus inicios, hace ya más de una década, somos muchas las personas y colectivos que formamos parte activa de Medialab Prado (MLP). MLP es un espacio público de innovación cultural, social y ciudadana que depende del Área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid. Es un centro cultural atípico e innovador con una trayectoria que facilita la experimentación y la participación en coherencia radical con su posición como institución pública abierta a la ciudadanía. 

Sus programas y actividades han promovido y promueven la colaboración entre todo tipo de agentes: vecindario, sociedad civil, empresas, centros de investigación y universidades, así como otras instituciones. Todos estos agentes forman una gran comunidad que se implica puntual o de forma continuada en el centro, convirtiéndolo en un lugar al que muchas personas acudimos para proponer ideas, desarrollar proyectos de forma colectiva y convivir

Todo esto hace que MLP sea un centro pionero, con un importante reconocimiento internacional, gracias a su apuesta por la cultura libre, los usos sociales de las tecnologías, las prácticas colaborativas, el trabajo con comunidades y la innovación ciudadana.

A toda esa comunidad nos ha generado una profunda preocupación la salida de Marcos García como director del centro y la falta de comunicación sobre los cambios que esta salida pueda conllevar a la continuidad del proyecto. Tememos que esté en juego el propio futuro de un proyecto tan cuidadosamente construido como el de MLP.  Por ello, antes de que se produzcan otros acontecimientos que puedan afectar al centro de forma estructural, pedimos al Ayuntamiento de Madrid:

  • que comunique públicamente y con transparencia sus planes sobre el futuro inmediato de MLP, comenzando con el procedimiento administrativo para el nombramiento de una nueva dirección y el destino de su sede actual, en cumplimiento de los criterios de buenas prácticas marcados por el propio Ayuntamiento;
  • que el proyecto de MLP tenga continuidad y se mantengan las líneas de trabajo y los valores de innovación cultural y participación ciudadana que, hasta ahora, han demostrado dar buenos resultados, y que han sido replicados, adaptados y reconocidos por otras instituciones en todo el mundo;
  • que se aproveche el momento actual de cambio para abrir un proceso de diálogo con la comunidad de MLP, procurando la implicación de la misma en el futuro de la institución.

Si tú también te sientes parte de la comunidad de MLP, si estás de acuerdo con la defensa de este espacio público, apóyalo firmando este manifiesto.